Logotipo


El arte de quitar tornillos sin romperlos: una guía detallada para hacerlo correctamente

¿Te ha pasado que intentas quitar un tornillo y al final terminas rompiéndolo? ¡No te preocupes! No eres el único. A veces puede ser una tarea complicada si no se cuenta con las herramientas necesarias. Por eso, en este artículo te mostraremos cómo quitar tornillos sin romperlos, para que puedas realizar cualquier reparación sin problemas.

Aunque parezca sencillo, quitar un tornillo puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza si no se tiene la herramienta adecuada. Y es que, muchas veces intentamos improvisar con lo que tenemos a mano y terminamos dañando más la pieza que queremos reparar. Sin embargo, con las herramientas correctas, podrás quitar los tornillos de forma fácil y rápida, sin poner en riesgo la integridad de la pieza.

Opción recomendada por relación calidad-precio

IRWIN Extractor de tornillos, flauta espiral, 6 piezas (53545)...

  • Diseñado para quitar pernos rotos, pernos, tornillos de enchufe y accesorios...Leer más
  • Diseño agresivo en espiral de mano izquierda para mayor potencia de agarre...Leer más
  • Las flautas en espiral de estilo fácil se incrustan para aumentar el agarre a medida que aumenta la...Leer más
Más info Comprar

Tabla comparativa de otros modelos recomendados (1/2)

Opción 2 Opción 3 Opción 4 Opción 5
NombreIRWIN Extractor de tornillos para tornillos e Juego de 13 piezas de extractor de tuercas da IRWIN 10507771 - Tornillo de banco con yunque IRWIN 10504634 - Kit básico de 5 uds.: 3/8 p
Imagen
Ventajas Diseñado para quitar pernos rotos, pernos, tornillos y accesorios....Leer másAlta potencia y agarre apretado: el diseño único de rosca interna en forma de ciruela pr...Leer másTornillo de banco para taller...Leer másFuerza de agarre máxima gracias al diseño especial de las ranuras en espiral inversa...Leer más
Peso 0.15 Libras7.5 Libras0.1 Kilogramos
Medidas
  • Ancho: 4.999
  • Alto: 5.799
  • Largo: 0.499
  • Pulgadas
  • Ancho: 3.937
  • Alto: 1.181
  • Largo: 7.086
  • Pulgadas
  • Ancho: 4.53
  • Alto: 1.18
  • Largo: 9.06
  • Pulgadas
  • Ancho: 10.5
  • Alto: 10.5
  • Largo: 9.75
  • Pulgadas
Precios17,62 € 37,99 € 35,53 € 33,51 €
Comprar Comprar Comprar Comprar

Cómo quitar tornillos sin romperlos o por qué se agarrotan las tuercas

Los tornillos y las tuercas son partes esenciales de muchas estructuras y herramientas. Sin embargo, a veces se pueden atascar o agarrotar, lo que dificulta su extracción. En este artículo, exploraremos por qué se agarrotan las tuercas y cómo puedes quitar los tornillos sin romperlos.

¿Por qué se agarrotan las tuercas?

Las tuercas se pueden agarrotar por diversas razones, y conocerlas te ayudará a prevenir este problema en el futuro. Las causas más comunes incluyen:

  • Corrosión: en entornos húmedos o salinos, las roscas de los tornillos y las tuercas pueden corroerse y fusionarse, dificultando su separación.
  • Sobreapriete: si aprietas demasiado una tuerca, puedes deformar las roscas y hacer que sea más difícil de quitar.
  • Suciedad o grasa: estas sustancias pueden obstruir las roscas y dificultar el movimiento de la tuerca.
  • Desgaste y fatiga del material: con el tiempo, el uso normal puede causar el desgaste de las roscas, lo que hace que las tuercas se agarroten.

Cómo quitar tornillos sin romperlos

Si te encuentras con un tornillo atascado, no te preocupes. Aquí te ofrecemos una guía paso a paso para quitar tornillos sin romperlos:

Paso 1: Lubrica las roscas

Aplicar un lubricante como WD-40 puede ayudar a soltar el tornillo. El lubricante se infiltra en las roscas y puede soltar la corrosión, facilitando la extracción del tornillo.

Paso 2: Aplica calor

Si el lubricante no es suficiente, puedes intentar aplicar calor. El calor puede hacer que el metal se expanda y romper cualquier corrosión que pueda estar manteniendo el tornillo en su lugar. Sin embargo, ten cuidado al aplicar calor para no dañar los materiales circundantes.

Paso 3: Usa las herramientas adecuadas

Utilizar un destornillador de impacto puede ser muy útil. Este tipo de herramienta aplica una fuerza de giro súbita y potente que puede liberar el tornillo atascado.

Paso 4: Gira el tornillo lentamente

Gira el tornillo de manera lenta y constante. Si aplicas demasiada fuerza de una vez, puedes correr el riesgo de romper el tornillo.

Al seguir estos pasos, deberías poder quitar los tornillos atascados sin romperlos. Recuerda, prevenir es mejor que curar. Mantén los tornillos limpios y lubricados, y evita apretarlos demasiado para prevenir que se agarroten en el futuro.

Identificación de los tipos de tornillos y técnicas para quitarlos

Los tornillos vienen en una variedad de tamaños, formas y diseños de cabeza. Aquí te ofrecemos una guía breve para identificar los tipos más comunes de tornillos y las mejores técnicas para quitarlos.

Tornillos de cabeza plana

Son los tornillos más comunes y se identifican por su cabeza plana y ranura simple para el destornillador. Se pueden quitar con un destornillador plano. Cuando esté atascado, prueba a lubricarlo y luego utiliza una presión constante mientras giras el destornillador.

Tornillos de cabeza Phillips

Estos tornillos tienen una cabeza redonda con una ranura en forma de cruz. Se utilizan ampliamente en muchas aplicaciones y se pueden quitar con un destornillador Phillips. Si el tornillo está atascado, aplicar un poco de calor con un secador de pelo puede ayudar a aflojarlo.

Tornillos de cabeza Torx

Los tornillos Torx tienen una cabeza en forma de estrella con seis puntas. Son más difíciles de despojar que los tornillos de cabeza plana o Phillips, pero requieren un destornillador Torx especializado para quitarlos. En caso de que estén atascados, aplicar un poco de lubricante puede facilitar su extracción.

Tornillos de cabeza hexagonal

Estos tornillos tienen una cabeza hexagonal y se pueden quitar con una llave de tubo o una llave inglesa. Si están atascados, puede ser útil utilizar una llave de tubo con una barra de extensión para aplicar más fuerza.

Para todos los tipos de tornillos, es crucial utilizar la herramienta adecuada que se ajuste correctamente al tornillo. Una herramienta demasiado grande o pequeña puede dañar la cabeza del tornillo, haciéndolo aún más difícil de quitar. Además, siempre recuerda girar el tornillo en sentido antihorario (o "a la izquierda") para quitarlo.

Tabla comparativa de otros modelos recomendados (2/2)

Opción 6 Opción 7 Opción 8 Opción 9
NombreEXTRACTOR DE TORNILLOS marca Beast
Imagen
Ventajas ...Leer más
Peso
Medidas
        Precios7,15 €
        Comprar

        ¿Cuáles son las técnicas más efectivas para quitar tornillos oxidados o atascados?

        Si eres un amante del bricolaje, sabrás lo frustrante que puede ser intentar quitar un tornillo oxidado o atascado. Afortunadamente, existen algunas técnicas efectivas que pueden ayudarte a solucionar este problema sin dañar la herramienta o el objeto en el que está insertado el tornillo. En este artículo, te enseñaremos cuáles son las técnicas más efectivas para quitar tornillos oxidados o atascados.

        Cepillado con alambre de acero

        El cepillado con alambre de acero es una técnica útil para eliminar la oxidación y la suciedad acumulada en los tornillos. Solo necesitas un cepillo de alambre de acero y un poco de fuerza para frotar el tornillo hasta que se limpie completamente. Si el tornillo está muy oxidado, puedes aplicar un poco de aceite lubricante antes del cepillado para facilitar el proceso.

        Uso del destornillador adecuado

        No todas las herramientas son iguales y lo mismo ocurre con los destornilladores. Si estás tratando de quitar un tornillo oxidado o atascado, es importante asegurarte de que estás utilizando el destornillador correcto para ese tipo particular de cabeza de tornillo. Los destornilladores Phillips y planos son los más comunes, pero hay otros tipos disponibles en función del tipo específico de cabeza del tornillo.

        Aceite lubricante

        Cuando se trata de aflojar tornillos oxidados o atascados, el aceite lubricante puede hacer maravillas. Solo necesitas aplicar una pequeña cantidad de aceite en el área del tornillo y dejarlo actuar durante unos minutos, dándole tiempo para penetrar en la oxidación. Después, intenta quitar el tornillo con un destornillador adecuado. Si el tornillo sigue atascado, puedes repetir la aplicación de aceite lubricante.

        Calor

        La aplicación de calor puede ser una técnica efectiva para aflojar los tornillos pegados o atascados. El calor dilatará el metal del tornillo y hará que se expanda, lo que facilitará su extracción. Puedes calentar el área alrededor del tornillo con un soplete o un secador de pelo (si no tienes acceso a un soplete). Una vez que el metal esté caliente, intenta aflojar el tornillo con una llave inglesa o un destornillador adecuado.

        Solución de ácido muriático

        Si ninguna otra técnica funciona, puedes probar con una solución de ácido muriático. Aunque esta es una técnica efectiva, también es peligrosa si no se usa correctamente. Es importante tomar precauciones para evitar la exposición al ácido y usar guantes y gafas protectoras mientras trabajas con él. Para hacer la solución, mezcla 1 parte de ácido muriático con 10 partes de agua. Luego aplica la solución alrededor del tornillo y deja actuar durante unos minutos antes de intentar quitarlo.

        En resumen, hay varias técnicas efectivas para quitar tornillos oxidados o atascados que pueden ayudarte a resolver este problema en tus proyectos de bricolaje. Desde cepillarlos con alambre de acero hasta usar una solución de ácido muriático, hay opciones para todos los niveles de experiencia y herramientas disponibles. ¡Prueba estas técnicas y disfruta tu próximo proyecto sin tener que preocuparte por tornillos oxidados o atascados!

        Otros artículos relacionados

        Free Cookie Consent for GDPR & EU Cookies Directive (ePrivacy)